Chocolate con Malbec

De cara al Día Internacional del Chocolate te contamos como combinar estas dos pasiones nacionales.

Compartir la nota

Los argentinos somos fanáticos del chocolate y del malbec. Es por esto, que una de las búsquedas más comunes en internet a la hora de los maridajes, es saber con qué vino se debe acompañar el chocolate.

Si bien existen diferentes bebidas que parecen ser el maridaje ideal – whisky, Cogñac o Ron por mencionar algunos – lo cierto es que el mundo vínico también propone opciones exitosas y el malbec en particular parece ser una de las cepas que mejor se adaptan a sus sabores.

Entonces, y considerando que el 13 de septiembre es el Día Internacional del Chocolate – celebración que tiene su explicación en la conmemoración del nacimiento del autor de Charlie y la Fábrica de Chocolate – Roald Dah – te contamos la mejor manera de acompañar tus chocolates con Malbec.

Cuestión de estilos

Actualmente, la diversidad de chocolates que podemos encontrar en el mercado es similar a la de los vinos con que podemos acompañarlos. Es importante considerar la dulzura, textura y acidez como aspectos principales del cacao así como también el carácter de los vinos.

Malbec que no fallan

Los tintos de Malbec tienen la particularidad de ofrecernos un paladar sedoso que se adapta con facilidad al sabor y texturas del chocolate. Lógicamente que dependerá que tan cremoso o ácido es el chocolate pero esa textura aterciopelada clásica de los Malbec con buena frescura encontrará el modo de barrer con la cremosidad de un chocolate con leche o bien armonizar con la textura del cacao amargo.

Un dato clave es buscar aquellos Malbec que tengan taninos moderados ya que si se trata de vinos con final secante esto puede intensificarse con el cacao.

Malbec dulce, imbatible

Una de las leyes del maridaje indica que a la hora de pensar en vinos de postre es importante que la bebida sea más dulce que el postre. Para esto es ideal buscar algunos de los tantos Malbec de cosecha tardía o incluso los fortificados, es decir, los elaborados como los Oporto.

Incluso, algunos Malbec sin ser dulces despliegan un encanto goloso que logra buena armonía con el cacao, aún con los más amargos.

Chocolate & friends

Así como sucede con los quesos, siempre mejora la experiencia si el chocolate se acompaña con frutos secos, panes o incluso frutas frescas. Esta siempre colabora al maridaje ya que modifica la reacción del paladar y permite que el vino sume texturas, frescura o carácter.

Manos – y copas – a la obra

Algunos tips para probar Malbec y chocolate en casa y no fallar en el intento.

Entre los estilos más vendidos se ubican los chocolate con leche que, lógicamente, son los más cremosos. Para estos se sugieren vinos bancos de modo que algún White Malbec será una maridaje original e inolvidable.

También en Argentina es muy popular el chocolate blanco, bien dulce y también cremoso, y para esto una opción son los Malbec Rosé, cuanto más fresco y ligeros mejor. Hasta un espumosos de Malbec tipo extra brut o demi sec puede sorprender a muchos.

Ya cuando nos metemos en el mundo del chocolate negro es donde los Malbec secos mejor se comportarán, eso si, no en los casos de chocolates más secos. En esta ocasión nos conviene buscar Malbec jugosos y frescos con crianza pero con taninos redondos y amables.

Ahora bien, para los estilos de chocolate negro más seco y acido, aquellos con más de 80% de cacao la sugerencia es explorar con los Malbec de cosecha tardía o fortificados.