Selección

marzo
2022

Balance y elegancia

Compartir la nota

A medida que nuestro paladar se adapta a los vinos de alta gama empezamos a prestar atención a detalles del vino que antes nos costaba comprender. El equilibrio sin dudas es uno. De un momento al otro notamos cómo la armonía es indispensable en un gran vino mientras que cualquier arista nos hace fruncir el ceño ante la copa. Inconscientemente comprendemos que el balance que debe haber entre alcohol, texturas, taninos, estructura y la expresión varietal son la formula de la elegancia que exigimos en una botella de alta gama.  

 

Lo bueno es que en Argentina existen muchos vinos que nos ofrecen tal condición, sin importar si son clásicos o modernos. En la Selección Alta Gama de Febrero de BONVIVIR apelamos a dos exponentes del Valle de Uco con carácter muy diferentes entre ellos pero con un factor común, el balance. 

 

Gran Lurton Corte Argentino 2015 es una obra de arte para los amantes de los vinos elegantes de escuela bordelesa, creada por Thibault Lepoutrie. Elaborado por Piedra Negra, con uvas de Los Chacayes, Valle de Uco, se trata de un assemblage 85% Cabernet Sauvignon y resto Malbec con 13 meses de crianza en roble y cinco años de estiba en bodega. De color violáceo brillante, profundo, con matices granate, es aromáticamente complejo y refinado con tonos de frutos rojos y negros, dejos de cedro, pimienta y ahumados sobre un fondo herbal fresco. Todo precisamente equilibrado. En boca es amplio, con buen cuerpo y carácter. Fluye aterciopelado con sabores de confituras y especias, frescura lograda y taninos firmes de textura amable. Final largo y elegante. 

 

Por su parte, Contador de Estrellas Cabernet Franc 2020 es un vino moderno elaborado por Leonardo Quercetti con frutos de Cordón del Plata, Tupungato (Valle de Uco). Criado en barriles de roble de 500 litros durante un año, se presenta con color violáceo brillante y reflejos rubí mientras que en nariz  despliega agradables aromas de ciruela, cassis, un dejo cítrico curioso, cacao y canela. su ataque en boca es caudaloso y expresivo con buen cuerpo en centro de paladar. Los taninos son firmes y aterciopelados y definen un estilo equilibrado y fresco, con final pulido y amable. 

Mirá con qué plato de comida podés acompañar