Selección

agosto
2022

Agrelo, la perla de Luján de Cuyo

Compartir la nota

La Primera Zona, región vitivinícola de Mendoza conformada por Luján de Cuyo y Maipú, ha vuelto a  ocupar el centro de la escena vínica local, lugar que nunca debió abandonar. 

 

Entre los viñedos de los que todo el mundo habla de esta zona se destacan los de Agrelo y Alto Agrelo, dos orígenes clásicos que despuntan con vinos aggiornados en estilo y sabor donde la frescura y elegancia son las señas diferenciales. 

 

Nuestra Selección Alta Gama de agosto, justamente acercará a los socios dos vinos de Agrelo elaborados por bodega que se han convertido en favoritas de la comunidad de BONVIVIR. 

 

Huarpe Wines es una bodega que se luce entre las favoritas de los socios de BONVIVIR. Sus vinos elaborados por José Hernández Toso son siempre seguridad de sabor y calidad de modo que no podíamos esperar otra cosa que un gran vino en esta etiqueta que elabora junto a su hijo mayor: José Hernández – Father & Son Malbec 2019. Para esta creación utilizan uvas de Agrelo, Luján de Cuyo, que crían por un año en barricas de roble francés. El resultado es un tinto de color violáceo intenso, brillante y profundo. Aromáticamente propone un estilo elegante, complejo con aromas de frutos rojos maduros, hierbas, especias y moka y dejos balsámicos. Al paladar es intenso, firme y jugoso. Llena la boca con buen sabor frutal y especiado. Taninos dulzones de textura fina y amable. Final largo con regusto especiado. 

 

Desde que los vinos elaborados por Ricardo Minuzzi y Fabricio Orlando para Bodega Staphyle llegaron a las copas de nuestros socios, Cabernet Franc partida Limitada 2020 descubrimos etiquetas súper complejas y elegantes que cautivan paladares. Entre estos, sus etiquetas más exclusivas siempre dieron que hablar, algo que, sin dudas, sucederá con Staphyle Cabernet Franc partida Limitada 2020, un vino muy sofisticado que nace a partir de frutos de Alto Agrelo, Luján de Cuyo, que luego de un año de maduración en barriles de 300 litros despliega un color rojo rubí con tonos violáceos y tonos herbales y balsámicos, profundos y elegantes con tonos de frutos rojos, casis, cerezas y ciruelas. El roble aporta tonos de especias, cacao y canela. En boca es jugoso, fresco y tenso con buen cuerpo y fluidez. Taninos pulidos que sostienen al vino hacia un final prolongado y herbal.  

Mirá con qué plato de comida podés acompañar