Compartir la nota

 

La frescura es un atributo en ascenso entre los vinos de color. Cada vez más los consumidores valoran la frescura ya que convierte a los tintos en vinos amigables y fáciles de beber. Además de darle más posibilidades a la hora del maridaje. 

 

Para que este carácter se exprese nítido, los winemaker además recurren a vinificaciones más simple, con la menor intervención posible con el objetivo de conservar la acidez natural que brinda vivacidad en paladar. 

 

Y este estilo no es exclusivo de ningún varietal en particular, sino que ya es posible de encontrar en vinos elaborados con diferentes cepas como puede apreciarse en las etiquetas elegidas para la Selección Exclusiva de septiembre de BONVIVIR. 

 

Por ejemplo, Comahue Reserva Malbec 2019, proveniente de San patricio del Chañar, Patagonia, es elaborado por Ana Viola junto al consultor Hans Vinding Diers. El 40% de este vino tuvo una crianza en roble francés de primer y segundo uso durante seis meses mientras que el resto se conservó en acero inoxidable. Es así que se obtiene un malbec fresco y jugoso de color violáceo intenso con una aromática fresca de buen caudal frutal, trazos herbales y florales. Mientras que en paladar es amable y envolvente, frutal con sabor a frutillas y ciruelas, centro de boca jugoso y fresco. Un vino amigable y versátil de notable tipicidad. 

 

Mientras que Tinto Negro Limestone Block Corte Chacayes 2021 es un malbec de Los Chacayes (Valle de Uco) con 10% de Cabernet Franc y madurado en barricas usadas por 9 meses. De este modo, Alejandro Sejanovich busca expresar el carácter del origen con un carácter moderno. Es rojo violáceo, brillante y despliega aromas de frutos rojos, violetas, caramelo y especias como vainilla y canela junto a dejos ahumados sutiles. En boca su ataque es jugoso, fresco y equilibrado. Fluye amable y jugoso con taninos de tiza, pulidos y final largo. 

 

Por último, Piedra Negra Cabernet Sauvignon Reserve 2019, también proveniente de Los Chacayes, reposa entre 8 y 10 meses en barrica de roble francés de segundo uso lo que explica su carácter expresivo y vibrante que se presenta con un color rojo rubí, profundo, aromas típicos del varietal como especias, frutos negros, pimientas y especias. Tostado leve, canela y vainilla. En paladar es intenso y fresco, fluido y equilibrado. Taninos firmes y final largo. 

Mirá con qué plato de comida podés acompañar

Pamplona de pollo

Piedra Negra Cabernet Sauvignon Reserve 2019

Piedra Negra Cabernet Sauvignon Reserve 2019 se disfruta mucho con pamplona de pollo.

Ver más